Empresa consultora

Personas que reciben sumas por servicios profesionales como diseñadores, artistas, deportistas, consultores o autores, etc. pueden operar a través de una compañía offshore. La compañía recauda sus honorarios en un entorno de bajos impuestos y luego puede reinvertir ese dinero con ganancias adicionales. En general, este tipo de empresa aparece en la llamada “lista negra”, en el sentido de que las autoridades fiscales europeas no aceptan la deducción de las facturas emitidas por empresas extraterritoriales si la transacción o el servicio facturados no son respaldados por un servicio real. El uso de compañías offshore para servicios de consultoría y profesionales es, por lo tanto, muy reducido. Sin embargo, existen jurisdicciones que no aparecen en la “lista negra” y cuyas empresas pueden emitir fácilmente facturas a la dirección de personas físicas o empresas europeas. Nuestra empresa ciertamente puede ayudarlo en la selección, el establecimiento y la compra de este tipo de compañías offshore, aceptadas por las autoridades fiscales europeas.